Aranha, Graça

Canaán - México Fondo de Cultura Económica 1954 - 255 p.

La historia de Mary Perutz fue tan simple como la miseria misma. Ella nació en la colonia, en la misma casa donde aún vivía. Hija de inmigrantes, no conocía a su padre, que había muerto en el gran cobertizo de Victoria poco después de llegar a Brasil. La madre viuda, casi indigente, se contrató como sirvienta en la casa del viejo Augusto Kraus, un viejo colono que se había establecido en Jequitiba, lejos del Porto do Cachoeiro. El "asentamiento" fue próspero y los otros habitantes consistían en un hijo casado y un nieto que era el mayor de Mary por un año. Vivían en silencio y los dos niños crecieron como hermano y hermana, y el viejo Augusto, habiendo llegado al final de ese círculo en el que se encuentran las edades, se entretenía al llenar las almas de los niños con recuerdos de su propia vida y las cosas lejanas. de su país germánico. Mary había olvidado la muerte de su madre, lo que debe haber sucedido en su remota infancia sin dejar rastro en su memoria. Su familia y su hogar eran estas personas y esta casa en la que había estado protegida. Sin saber nada de su propia historia, vivió inconscientemente durante muchos años, sin darse cuenta del mundo del que no podía distinguirse y del que formaba parte integral de su gran inocencia. Vivir una vida pura, vivir por el bien de la vida en completa felicidad, es adaptarse definitivamente al Universo, como viven los árboles. Sentir la vida es sufrir; la conciencia solo es despertada por el dolor.


LITERATURA
EMIGRACIÓN
INMIGRACIÓN
SIGLO XX


BRASIL

B869 / Ar145

Ulpiano Páez E3-142 y Jerónimo Carrión, esquina. Código Postal: 170526 / Quito - Ecuador
Teléfono: 593-02-299 32 00 Ext. 12771

Powered by Koha